En este artículo

  • Varias autoridades sanitarias importantes han analizado el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como ibuprofeno, para pacientes con COVID-19
  • Bryan D. Hayes, farmacéutico, DABAT, FAACT, FASHP, dice que los AINEs pueden ser usados en estos pacientes de acuerdo con las consideraciones estándar de salud
  • Mientras que el acetaminofén y los AINEs pueden ser considerados para los pacientes con COVID-19, las recomendaciones de salud que rodean al virus podrían cambiar a medida que las investigaciones en curso progresen

El 17 de marzo, el Ministro de Salud francés Olivier Verán publicó en Twitter que tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como ibuprofeno, podría empeorar el curso clínico de los pacientes infectados con COVID-19. Los clínicos e investigadores aún están estudiando acerca del COVID-19 y determinando las opciones de tratamiento. Bryan D. Hayes, PharmD, DABAT, FAACT, FASHP, farmacéutico senior en Medicina de Emergencia y Toxicología de Massachusetts General Hospital, aclara los riesgos y beneficios de drogas como el ibuprofeno para su uso en pacientes con COVID-19.

P: ¿Actualmente existe evidencia que apoye la afirmación del Ministro de Salud francés?

Hayes: Esto se basó, al menos en parte, en un artículo reciente de The Lancet que planteaba la hipótesis que los AINEs podrían aumentar, o elevar, la enzima convertidora de angiotensina 2 (ECA2). Sabemos que los coronavirus que causan el síndrome respiratorio agudo severo, como el SARS-CoV y el SARS-CoV2 (es decir, el COVID-19) se unen a su objetivo a través de la ECA2. La ECA2 está presente en las células epiteliales de todo el cuerpo, incluyendo los pulmones. Es importante señalar que el artículo en The Lancet fue una correspondencia, no un estudio de investigación. Y, fue dirigida específicamente a pacientes con diabetes e hipertensión, ambas condiciones en las que hay un aumento en la expresión de ECA2.

El 18 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en Twitter, como una doble negación, que ellos "no recomiendan contra el uso de ibuprofeno". La Agencia Europea de Medicamentos (The European Medicines Agency), equivalente a la FDA en los EE.UU., publicó una declaración el mismo día afirmando: "Actualmente no hay evidencia científica que establezca un vínculo entre el ibuprofeno y el empeoramiento de COVID-19".

Al momento de escribir este artículo, el ibuprofeno y otros AINEs pueden ser usados en pacientes con COVID-19. Sin embargo, algunos hospitales, incluyendo Mass General, están siendo extremadamente cautelosos y recomiendan que los proveedores de primera línea evalúen y documenten el uso reciente de AINEs y eviten recetar AINEs mientras los pacientes están hospitalizados.

P: Este tipo de medicamentos están mejor regulados en Francia que en Estados Unidos. Si se presentan síntomas (fiebre, tos), ¿existe algún riesgo al tomar medicamentos como ibuprofeno, etc.?

Hayes: Los riesgos de tomar ibuprofeno son los mismos en los pacientes con COVID-19 que en los que no lo tienen. Los AINEs vienen con advertencias escritas relacionadas a eventos trombóticos cardiovasculares graves y hemorragias gastrointestinales, ulceraciones y perforaciones. Los factores del paciente que afectan al riesgo cardiovascular incluyen la presencia de enfermedades cardiovasculares previas, antecedentes de trastornos inflamatorios sistémicos, edad avanzada, sexo masculino, hipertensión arterial, hiperlipidemia, diabetes y tabaquismo. Los factores de los AINEs que afectan al riesgo cardiovascular incluyen la duración, la frecuencia, la dosis de la terapia y tal vez el grado de selectividad para la inhibición de la ciclooxigenasa (COX)-2 en relación con la COX-1. En el caso de la hemorragia gastrointestinal, los factores de riesgo del paciente incluyen los antecedentes de úlcera/hemorragia gastrointestinal; edad mayor de 60 años; dosis alta de AINES; uso simultáneo de glucocorticoides, agentes antiplaquetarios, anticoagulantes e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

La conclusión es que, para cualquier condición, los AINES deben tomarse en la dosis efectiva más baja y durante el menor tiempo posible para la indicación dada. El naproxeno o el ibuprofeno pueden ser las mejores opciones orales. En los pacientes con enfermedades cardiovasculares importantes, deben considerarse alternativas a los AINES.

P: ¿Tenemos alguna una recomendación específica para los profesionales médicos que ven pacientes que muestran síntomas? ¿Es acetaminofén realmente la mejor opción?

Hayes: En este momento, tanto acetaminofén (también conocido como paracetamol en otras partes del mundo) como los AINEs, como por ejemplo ibuprofeno, pueden ser considerados para los pacientes que muestran síntomas de COVID-19. Debido a que funcionan a través de diferentes mecanismos, ambos pueden tomarse juntos o de manera alternada.

P: ¿Hay algo más que le gustaría que los proveedores de atención médica supieran cuando consideren qué recetar a los pacientes que pueden haber contraído COVID-19?

Hayes: Recuerden que la dosis de acetaminofén no debe exceder los 4,000 mg en un período de 24 horas, incluso si provienen de otras fuentes como la hidrocodona/acetaminofeno. Otro punto a tener en cuenta es que esta información podría cambiar a medida que la investigación progrese.

 


Translation of "The Use of NSAIDS in COVID-19 Patients: Q&A with Bryan D. Hayes, PharmD," published on March 20, 2020 in Advances in Motion.