Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ahora recomiendan a todos los ciudadanos que usen una mascarilla como medida de protección, pero con tantas opciones disponibles puede ser confuso saber cuál es la mejor para el uso diario. Las mascarillas que necesitan los médicos y los equipos de primeros auxilios son diferentes de las que alguien debería usar cuando va al supermercado, y es importante entender la diferencia.

Entonces, ¿qué es una mascarilla N95 y en qué se diferencia de una mascarilla quirúrgica? ¿Es segura una mascarilla de tela?

Gotas vs. Aerosoles

Antes de hablar de mascarillas específicas, es importante entender cómo se propaga el COVID-19 y la diferencia entre las gotas y los aerosoles.

Aunque los científicos todavía están aprendiendo sobre cómo se transmite el virus entre las personas, parece que se propaga principalmente a través de gotitas, y potencialmente a través de partículas de aerosol en lugares muy cercanos.

Las gotas son grandes partículas de líquido que suele producir alguien que ha tosido o estornudado. Debido a su tamaño, las gotitas no suelen viajar muy lejos antes de caer a la superficie. Así es como se puede producir la transmisión desde una superficie contaminada como la manija de una puerta.

Los aerosoles, por otra parte, son partículas extremadamente pequeñas que son tan livianas que pueden ser suspendidas en el aire por un período de tiempo prolongado. Además de propagarse por la tos y los estornudos, los aerosoles también pueden liberarse al hablar o al respirar.

Piénselo así: las gotas actúan como la lluvia, mientras que los aerosoles actúan como la neblina. Si llueve y usted camina bajo un tejado no se mojará porque la gravedad lleva las gotas de lluvia directamente al suelo (salvo que haya viento). La neblina, por otro lado, es tan ligera que puede flotar y ocupar casi cualquier espacio.

Mascarillas N95

Las mascarillas N95, técnicamente consideradas respiradores, son nombradas por su capacidad de filtrar el 95% de las partículas del ambiente usando electricidad estática. Para asegurar su seguridad y eficacia, todas las N95 deben ser probadas y aprobadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH).

A diferencia de otras formas de mascarillas, las N95 son ajustadas y tienen que ser probadas para cada individuo. Una vez colocada correctamente, la mascarilla debe estar bien ajustada y crear un sello contra la piel con un mínimo de fugas, lo que la hace muy segura pero también puede ser incómoda, explica Alba.

La electricidad estática junto con el ajuste a medida y las mínimas fugas hacen de la mascarilla N95 una opción extremadamente efectiva, pero no son necesarias para el público en general, según Alba. "Las N95 son suministros críticos que deben ser reservados para los trabajadores de la salud y otros equipos de primeros auxilios, de lo contrario los estamos exponiendo a un tremendo riesgo."

Los CDC también han declarado que el uso de la N95 no está recomendado para el público en general.

Las N95 son vitales para proteger a los trabajadores de la salud que proporcionan atención directa al paciente. No sólo están en contacto muy estrecho con los pacientes, sino que a menudo llevan a cabo procedimientos -como la intubación de los respiradores- que aumentan el riesgo de infección al generar grandes cantidades de partículas de aerosol.

Antes del COVID-19, las N95 se usaban normalmente para pacientes con enfermedades respiratorias altamente infecciosas, como la tuberculosis, y estas mascarillas se desechaban después de cada visita del paciente. Ahora, las N95 son tan escasas que los clínicos deben usar su respirador durante su turno y descontaminarlo para su reutilización.

En Mass General y en todos los sistemas de Mass General Brigham HealthCare, las N95 se están descontaminando mediante una máquina que genera peróxido de hidrógeno vaporizado.

Mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas son las más utilizadas en Mass General. "El beneficio de la mascarilla quirúrgica es que es resistente a los fluidos y puede protegerlo contra gotas grandes o salpicaduras de fluidos corporales. Además, no requiere pruebas de ajuste," dice Alba.

A diferencia de las N95, las mascarillas quirúrgicas no protegen contra los aerosoles y no son una protección suficiente cuando están en contacto directo con los pacientes con el COVID durante los procedimientos que generan aerosoles, explica.

Las mascarillas quirúrgicas son una pieza extremadamente valiosa del PPE (equipo de protección personal) dentro de la actual pandemia del COVID-19. En Massachusetts General Hospital, se requiere que cada persona use una mascarilla quirúrgica al entrar al hospital porque puede ayudar a atrapar las gotitas y prevenir la propagación de la enfermedad cuando el portador de la mascarilla tose o estornuda. También puede proteger al personal de la exposición a personal asintomático o a pacientes que pueden no haber sido identificados como portadores del COVID-19. La mascarilla debe desecharse al salir, lo que significa que mantener un suministro suficiente es crucial para estas instalaciones.

Mascarillas de tela

Los CDC siguen recomendando que el público en general utilice mascarillas de tela en lugares públicos para frenar la propagación del COVID-19. Si bien es posible que no protejan contra los aerosoles, si se practican las recomendaciones de los CDC para mitigar la propagación de la enfermedad -quedarse en casa, reducir los viajes innecesarios y mantener seis pies de distancia física- el nivel de protección que proporciona una mascarilla de tela es suficiente.

"La posibilidad de infectarse a través de los aerosoles en público es tan baja [debido a la cantidad de espacio abierto] que una mascarilla de tela es suficiente para evitarlo," explica Alba.

Las mascarillas de tela se ofrecen ahora a través de una variedad de tiendas en línea, pero si usted no puede comprar una, también hay muchas maneras de crear su propia mascarilla.  

"Es fundamental destacar que lo más importante que puede hacer el público en general es quedarse en casa si puede, y si necesita salir, usar una mascarilla de tela y mantener al menos seis pies (dos metros) de distancia física, y realizar una higiene de manos frecuente," dice Alba. "Eso reducirá drásticamente la propagación del virus."

Revise la siguiente imagen para obtener un simple resumen de las mejores prácticas. Compártalo con sus amigos y etiquétenos en Facebook, Instagram y Twitter!

 Tabla que muestra las diferencias de máscaras


Translation of "The Difference Between N95s, Surgical Masks and Cloth Masks," published on April 29, 2020 in the Mass General Research Institute Blog.