En este artículo

  • Investigadores en China completaron las evaluaciones serológicas de 14 pacientes que habían sido hospitalizados por el COVID-19 y quedaron libres del virus
  • No sólo se detectaron anticuerpos específicos del SARS-CoV-2, sino que en la mayoría de los pacientes los anticuerpos eran capaces de neutralizarse y protegerse contra la reinfección. También hubo evidencia de una respuesta de las células T específicas del virus
  • Hubo una fuerte correlación entre los títulos de anticuerpos neutralizantes y el número de células T específicas del virus, lo que sugiere una respuesta inmune humoral y celular integrada
  • Si bien se necesita más investigación, estos hallazgos son una garantía adicional de que la infección natural confiere una inmunidad protectora y que la futura vacunación puede ser eficaz

Los estudios de los coronavirus del SARS-CoV, del MERS-CoV y de los que no son del SARS, así como un estudio previo a la impresión, no revisado por pares, de los monos rhesus, sugieren que los humanos deberían poseer una inmunidad protectora contra el SARS-CoV-2 después de la infección. Esta investigación fue discutida en una rápida actualización de la literatura publicada el 24 de abril de 2020.

El más reciente estudio sobre la inmunidad protectora en pacientes que se recuperan del COVID-19, publicado en Immunity, es el más completo hasta ahora. Sus prometedores resultados son discutidos por Tiara Calhoun, MD, residente de Medicina Interna y Medicina Global, y Vladimir Vinarsky, MD, médico de la División de Cuidados Críticos y Pulmonares, con la asesoría de Rod Rahimi, MD, PhD, todos médicos de Massachusetts General Hospital, en una rápida actualización de la literatura publicada el 5 de mayo.

Participantes y métodos

Los investigadores evaluaron muestras de sangre de ocho pacientes que fueron dados de alta de un hospital universitario en Beijing. También examinaron muestras de sangre obtenidas dos semanas después del alta de un grupo separado de seis pacientes. Todos los pacientes tuvieron un resultado positivo en la prueba de ácido nucleico SARS-CoV-2 y signos radiográficos del COVID-19 leve.

Anticuerpos específicos del SARS-CoV-2

La sangre de los 14 pacientes mostró anticuerpos IgM e IgG específicos a dos proteínas derivadas del SARS-CoV-2: la proteína nucleocápside viral (NP) y el dominio de unión al receptor de la proteína de punta (S-RBD). Estos anticuerpos no se detectaron en los controles sanos.

Respuesta inmune humoral

En el caso del S-RBD, aunque no de la NP, hubo una fuerte correlación entre el título de los anticuerpos y la actividad neutralizadora contra el SARS-CoV-2.

Respuesta inmune celular

El número de células T que secretan interferón-gama fue mayor en los pacientes recuperados del COVID-19 que en los controles, lo que sugiere una respuesta de las células T específicas del SARS-CoV-2. También hubo una fuerte correlación entre los títulos de anticuerpos neutralizantes y el número de células T específicas del virus.

Comentario

  • Como en todos los estudios anteriores de inmunología del COVID-19, se evaluó un número muy pequeño de pacientes
  • No se da información sobre los cambios en la inmunidad a lo largo del tiempo en los mismos pacientes
  • Aún se desconoce qué título de anticuerpos o número de células T de memoria se necesita para conferir protección

Este estudio proporciona pruebas alentadoras, pero ciertamente no definitivas, de que los humanos desarrollan una inmunidad protectora después del COVID-19.


Translation of "Neutralizing SARS-COV-2-specific antibodies and virus-specific T cells detected in people recovering from COVID-19," published in Advances in Motion on May 12, 2020.