La pandemia del COVID-19 ha causado una gran preocupación por la salud de nuestros seres queridos. Es una suerte que los casos del COVID-19 sean menos graves en los niños, quienes, si están infectados, a menudo muestran síntomas leves o ningún síntoma. Actualmente los médicos están aprendiendo más sobre el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (SIMP), una enfermedad inflamatoria rara pero grave. Se puede observar en un pequeño número de niños que han tenido el COVID-19 o que han estado expuestos a ella. Los médicos están aprendiendo más sobre la posible conexión entre el SIMP y el COVID-19. La Dra. Vandana Madhavan, especialista en enfermedades infecciosas, y  Kateri McGuinness, RN, MSN, PNP enfermera especializada en Cardiología Pediátrica de Massachusetts General Hospital for Children (MGHfC), responden a las preguntas más comunes sobre el SIMP.

¿Qué es el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (SIMP)?

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (SIMP) es una condición inflamatoria muy rara, pero grave, que afecta a los niños. Recientemente, se han visto casos de SIMP en niños que dieron positivo en la prueba del COVID-19, mostrando evidencia de una infección pasada o reciente. Sin embargo, no todos los niños con SIMP han dado positivo en las pruebas del COVID-19 y los médicos aún están tratando de entender la posible relación entre las dos enfermedades.

¿Cuáles son los síntomas del SIMP?

Los síntomas leves del SIMP incluyen fiebre, tos, dolor de garganta y sarpullido. También puede causar hinchazón de las manos, los pies y los ganglios linfáticos. En casos más graves, el SIMP también puede afectar la presión arterial, el corazón y los riñones.

Los síntomas del SIMP pueden no aparecer hasta varias semanas después de la infección inicial. En algunos casos, es posible que las familias no sepan que su hijo tuvo el COVID-19 hasta que muestren síntomas de SIMP. En general, es importante recordar que los síntomas del COVID-19 tienden a ser más leves o no aparecen con tanta frecuencia en los niños.

Algunos síntomas del SIMP son similares a los de la enfermedad de Kawasaki. ¿Es lo mismo el SIMP que la enfermedad de Kawasaki?

No, el SIMP y la enfermedad de Kawasaki son condiciones diferentes, aunque los síntomas pueden parecer similares. La inflamación en los niños con SIMP también parece ser más severa. La buena noticia, sin embargo, es que, aunque los niños pueden enfermarse más con el SIMP que con la enfermedad de Kawasaki, la mayoría de los niños se recuperan.

Tanto el SIMP como la enfermedad de Kawasaki causan fiebre persistente, sarpullido, enrojecimiento de los ojos e hinchazón de las manos, los pies y los nódulos linfáticos. A diferencia de la enfermedad de Kawasaki, los niños con SIMP también pueden tener dolor de estómago, vómitos o diarrea. Algunos niños con SIMP severo también pueden tener coágulos de sangre, lesión renal o inflamación del corazón.

El SIMP y la enfermedad de Kawasaki tienden a afectar a niños de diferentes edades. El SIMP es más común en niños pequeños y adolescentes, mientras que la enfermedad de Kawasaki es más probable que afecte a niños menores de 5 años.

¿Qué causa el SIMP?

Se desconoce la causa del SIMP, pero los médicos creen que está relacionado con una infección por el COVID-19. El sistema inmunológico del cuerpo puede, de alguna manera, causar una inflamación severa en algunos niños que son más propensos a desarrollar SIMP, basado en su genética. Los médicos están comenzando a analizar los factores genéticos e inmunológicos que podrían explicar lo que pone en riesgo a algunos niños.

¿Es contagioso el SIMP?

Por lo que sabemos del SIMP, parece ser una complicación post-infecciosa del COVID-19, una enfermedad que típicamente ocurre hasta varias semanas después de una infección inicial y, por lo tanto, no es contagiosa. Incluso si un niño desarrolla SIMP, da positivo en las pruebas del COVID-19 y puede contagiar a otros, es importante recordar que un porcentaje muy pequeño de niños con el COVID-19 desarrollan SIMP.

¿Cómo diagnostican los médicos el SIMP?

Para diagnosticar el SIMP, los médicos obtienen un historial detallado, hacen un examen físico y análisis de sangre. También pueden hacer un ecocardiograma (ultrasonido) del corazón y otros estudios.

Los niños con SIMP, ¿son tratados en el MGHfC?

Sí. Los proveedores de MGHfC están aquí y disponibles para evaluar y tratar a los niños con SIMP virtualmente, en el consultorio y en el hospital, en caso de ser necesario la admisión. MGHfC cuenta con un equipo de especialistas para desarrollar pautas para el diagnóstico y tratamiento del SIMP. El equipo incluye proveedores de Cardiología Pediátrica, Enfermedades Infecciosas Pediátricas, Reumatología Pediátrica y Cuidados Críticos Pediátricos. El equipo también puede hablar con los pediatras por video o llamadas telefónicas.

¿Cuáles son las mejores recomendaciones para tratar el SIMP?

Aún estamos conociendo más sobre el espectro de enfermedades y síntomas del SIMP asociado con el COVID-19. No todos los niños necesitan medicación. Los síntomas leves, como la fiebre, la tos o el dolor de garganta, pueden tratarse en casa con líquidos y antipiréticos, como el paracetamol.

Los niños hospitalizados con síntomas más severos de SIMP pueden ser tratados con medicamentos para corregir su presión sanguínea, función cardíaca o para tratar los coágulos de sangre. También pueden necesitar diferentes tipos de corticoesteroides o medicamentos antiinflamatorios. Si los niños tienen SIMP y COVID-19, también pueden necesitar tratamiento para su sangre y/o terapia antiviral.

¿Qué deben hacer los padres si sus hijos tienen estos síntomas?

Los padres que estén preocupados por los síntomas de su hijo deben llamar al consultorio de su pediatra para hablar acerca de los siguientes pasos a seguir. Algunos niños necesitarán que se les hagan análisis de sangre u otras pruebas, y es posible que algunos niños deban ser hospitalizados.

¿Cree que el SIMP se convertirá en un gran problema durante la pandemia del COVID-19?

El número de niños con SIMP está aumentando en múltiples países, como el Reino Unido, Italia y los Estados Unidos, varias semanas después del pico de infección por el COVID-19. Sin embargo, es importante recordar que el número de niños que tienen SIMP sigue siendo bajo en comparación con el número total de infecciones por el COVID-19. El número de niños que tienen complicaciones muy graves sigue siendo aún más bajo. Seguiremos aprendiendo más en las próximas semanas.

¿Qué está haciendo Massachusetts para ayudar?

Los proveedores de MGHfC están aquí y disponibles para evaluar y tratar a los niños con SIMP virtualmente, en el consultorio y en el hospital, en caso de que necesiten admisión.

El Departamento de Salud de Massachusetts está actualmente reuniendo datos sobre los casos notificados de SIMP en todo el territorio de Massachusetts. Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el Departamento de Salud Pública de Massachusetts para obtener información sobre la forma en que los proveedores definen e informan los casos de SIMP.

MassGeneral Hospital for Children y Massachusetts General Hospital no respaldan ninguna de las marcas que figuran en este folleto. Esta página web tiene como objetivo proporcionar información relacionada a la salud para que usted pueda estar mejor informado. No es un sustituto del consejo médico y no debe utilizarse para el tratamiento de ninguna condición médica.

 


Translation of "Pediatric Multisystem Inflammatory Syndrome: What You Need to Know," published on May 20, 2020.