Fumar y vapear tienen efectos dañinos en el cuerpo, incluyendo la dificultad para que el cuerpo combata las infecciones. Esto incluye infecciones graves como el COVID-19 (también llamado coronavirus). Aprenda cómo el tabaquismo y el vapeo pueden aumentar su riesgo de contraer el COVID-19 y cómo dejar de fumar y vapear para protegerse a sí mismo y a los demás.

¿Fumar y vapear podrían empeorar las infecciones del COVID-19?

Si una persona que fuma contrae el COVID-19, tiene el doble de probabilidades de desarrollar un caso grave del COVID-19 que aquellos que no tienen antecedentes de tabaquismo. Esto significa que si una persona fuma y contrae el COVID-19, es más probable que sea ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que se le coloque un respirador (dispositivo para respirar) o que muera a causa de la enfermedad. El mentol y otros saborizantes de los productos a base de tabaco (incluyendo los cigarrillos electrónicos) también pueden empeorar las infecciones pulmonares.

La gente que fuma o vapea también tiene un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC, una enfermedad pulmonar crónica que afecta a la forma en que el aire fluye a través de los pulmones). La EPOC podría empeorar las infecciones por COVID-19.

¿Cómo es que el tabaquismo y el vapeo debilitan las defensas del cuerpo contra las enfermedades?

Fumar y vapear debilita las defensas naturales del cuerpo contra las enfermedades de varias maneras:

  • El consumo de tabaco aumenta los niveles de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ECA2). La ECA2 es una enzima que ayuda al virus COVID-19 a adherirse a las células del pulmón una vez que entra en el cuerpo.
  • El tabaquismo y el vapeo dañan los cilios (estructuras similares al pelo que recubren los pulmones y que ayudan a circular el aire en los pulmones). Esto facilita que el virus COVID-19 entre en los pulmones.
  • Fumar y vapear dañan a los neutrófilos y macrófagos (ciertos tipos de glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones). Esto podría hacer que sea más difícil para el cuerpo combatir las infecciones virales.
  • Muchos saborizantes de tabaco, incluyendo el mentol, afectan a la capacidad de las células de los pulmones y las vías respiratorias para combatir las infecciones.

¿El tabaquismo y el vapeo podrían aumentar la propagación del COVID-19?

Sí, el tabaquismo y el vapeo podrían aumentar la propagación del COVID-19 de dos maneras:

Si una persona que fuma o vapea tiene el COVID-19, pero no muestra síntomas, es más probable que propague el virus COVID-19 a través de la tos. Las personas que fuman también pueden confundir la "tos del fumador" con la tos causada por el COVID-19.

El acto de fumar y vapear implica el contacto mano a boca. Esto facilita que el virus COVID-19 se propague de la boca a las manos y a otras superficies.

¿Cómo puedo dejar de fumar/vapear y protegerme del COVID-19?

Es muy importante que las personas que fuman y vapean hagan todo lo posible para dejar de hacerlo. Es posible contar con apoyo, incluyendo:

  • Usar parches y chicles de nicotina. Al usar parches y chicles juntos, la probabilidad de dejar de fumar con éxito es 4 veces mayor.
  • Combinar el uso de medicamentos para dejar de fumar con el asesoramiento y el apoyo de expertos. Los medicamentos comúnmente usados para dejar de fumar son el bupropión y la vareniclina. Pregúntele a su médico qué medicamentos para dejar de fumar son los adecuados para usted. Dos líneas comunes para dejar de fumar con asesoramiento y apoyo son 1-800-784-8669 y SmokefreeTXT. Envíe la palabra "QUIT" (7848) a IQUIT (47848) para obtener ayuda gratuita en los Estados Unidos.

Siguiendo estos pasos, usted tendrá la mejor oportunidad de dejar de fumar y vapear. Esto puede ayudar a protegerse a usted mismo y a su familia del COVID-19. Por favor, comparta esta información con sus familiares o amigos que fuman o vapean.

 

Rev. 26/3/2020. Mass General Hospital for Children y Massachusetts General Hospital no respaldan ninguna de las marcas que figuran en este boletín. Este boletín tiene como objetivo proporcionar información sobre la salud para que usted pueda estar mejor informado. No sustituye el consejo médico y no debe utilizarse para el tratamiento de ninguna condición médica.

Creado por Jonathan Winickoff, MD, MPH; Lester Hartman, MD, MPH; Matthew Reynolds; Jeremy Drehmer, MPH; Mark Gottlieb, JD; Emara Nabi-Burza, MBBS; y Bethany Hipple Walters, PhD.

 


Translation of "Smoking, Vaping and COVID-19: About the Connection and How to Quit," published on March 26, 2020.