¿Qué Son Los Espasmos Infantiles?

  • Los espasmos infantiles son un tipo de convulsión que puede presentarse en niños con síndrome de Down entre los 5 y 10 meses de vida.
  • Recomendamos a todos los padres ver los videos publicados por UK Infantile Spasm Trust y en el blog Noah’s Dad.

Signos Y Síntomas

Los espasmos tienden a ocurrir en tandas, y se pueden observar varias tandas en un día. Los espasmos infantiles son más frecuentes cuando el bebé se despierta por la mañana y después de la siesta. Durante los espasmos infantiles se puede observar a los niños flexionados desde la cintura, por lo que se los denomina “convulsiones en navaja” o “jack-knife.”

Algunos signos son:

  • Una mueca en el rostro del niño o niña, que a veces dura segundos, durante la cual deja de producir sonidos.
  • Arqueo de la espalda y/o rigidez de los brazos y las piernas.
  • Movimientos espasmódicos del cuerpo que involucran la cabeza, el torso, los brazos y las piernas y que duran de 1 a 2 segundos.
  • Retroceso en etapas del desarrollo alcanzados (por ej., gatear, habilidades motrices finas o verbalización).

¿Cómo Se Diagnostican Los Espasmos Infantiles?

El neurólogo es quien diagnostica los espasmos infantiles. El neurólogo escucha atentamente la información que usted le proporciona y examina a su hijo/a. También realizará un electroencefalograma (EEG). Este estudio mide la actividad eléctrica del cerebro. Una determinada onda cerebral denominada “hipsarritmia” también puede ayudar a diagnosticar los espasmos infantiles.

Consejos Para Un Diagnóstico Temprano

Si puede, intente grabar en video cualquier episodio de espasmo infantil y lleve las grabaciones al consultorio médico. Esto ayudará a su médico a diagnosticar mejor a su hijo/a.

¿Cómo Se Tratan Los Espasmos Infantiles?

Si sospecha que su hijo/a tiene espasmos infantiles, lleve a su hijo/a a una consulta con un neurólogo pediátrico para que realice una evaluación urgente. Existen muchos tratamientos disponibles para los espasmos infantiles. Algunos tratamientos son más efectivos que otros según la causa específica de las convulsiones. El neurólogo adaptará el tratamiento a las necesidades específicas de su hijo/a. Algunos de los tratamientos más comunes comprenden medicación y cambios en la dieta.

Rev. 3/2014. Este documento tiene como objetivo brindarle información relacionada con la salud para que esté mejor informado. No reemplaza el asesoramiento médico y no se debe utilizar para tratar ninguna condición médica.