Dr. Mateen with a patient
Dr. Mateen (derecha) con una paciente y el coordinador de investigaciónes

Mielitis transversa (MT) puede ser un síntoma de NMOSD o MOG, pero también puede ser su propia diagnosis.

Mielitis transversa es un ataque inflamatorio de la médula espinal, caracterizado por la destrucción de la capa protectora de mielina que rodea las células nerviosas.  Los síntomas de MT incluyen una sensación de opresión torácica y otros cambios sensorios, los cuales pueden incluir, pero no son limitados a debilidad de los brazos y/o las piernas, dolor de la espalda y/o las extremidades, adormecimiento, hormigueo, dolor ardiente o frio, y parálisis. De vez en cuando, MT ataca las funciones autónomas (involuntarias) del sistema nervioso, tal como la respiración, el corazón y los reflejos. Los síntomas pueden presentarse gradualmente o repentinamente, pero más que todo, se presentan entre 4 horas y 21 días.

Mielitis transversa idiopática es el término designado a la forma de MT monofásica (ocurriendo solamente una vez.)  Se considera MT idiopática a una condición autoinmune que sigue una infección, cuando el sistema inmune vigilando la médula espinal erróneamente identifica una proteína natural como una proteína extranjera, y la ataca.  También, MT puede ocurrir como parte de una enfermedad recidivante, tal como esclerosis múltiple, neuromielitis óptica, enfermedad de anticuerpo MOG, ADEM y neurosarcoidosis.

Lo que sea la causa, ataques agudos de MT pueden ser tratados con corticoides, plasmaféresis (extirpar y reemplazar componentes de la sangre del paciente,) o IVIg (globulina intravenosa polivalente,) con lo cual inmunoglobulinas de donantes son añadidas a la sangre del paciente intravenosamente.

El término “mielitis transversa aguda” fue acuñado por un neurólogo inglés en el año 1948, refiriendo a parálisis progresiva de las extremidades inferiores. En 2002, el grupo “Transverse Myelitis Working Group” estableció criterios de diagnósticos para crear una distinción clara entre lo que ya se llamaba mielitis transversa, con enfermedades no inflamatorias de la médula espinal.  La causa más común de enfermedades no inflamatoria de la médula espinal es mielopatía vascular.  Con este desorden, el flujo sanguíneo entrando o saliendo la médula espinal está interrumpido.